“Internet of Things” Se Convierte en la Herramienta más Reciente Explotada por los Ciber Criminales

 

IoT (Internet of Things) se refiere a los dispositivos smarts que tienen la tendencia a reemplazar a los productos electrónicos actuales. Estos dispositivos elaborados tienen software que es altamente compatible y, por ello, pueden conectarse entre sí. Por ejemplo, puede conectar su dispositivo móvil con su lavadora. La última tendencia de emplear dispositivos digitales para realizar ciber-ataques es bastante perturbadora. Alrededor de 50 billones de dispositivos IoT y cada vez más se van a conectar a Internet en 2020.

La cosa es que los dispositivos Internet of Things se fabrican con el objetivo del coste y comodidad como los factores principales, lo que convierte a estos dispositivos en particular más atractivos para los consumidores. Incluso aunque ya hayan probado (y cada vez más o más) los electrónicos sofisticados, su seguridad es la última cosa que se tiene en consideración, o nada. Como consecuencia, pueden convertirse fácilmente en las herramientas a través de las cuales infectar su dispositivo móvil u ordenador personal con amenazas de malware.

Por supuesto, pueden haber especulaciones que los cálculos, así como los recursos en relación a la memoria, no son suficientes para realizar un ataque hacker enorme a través de estos instrumentos, esto en realidad no es verdad. Aunque no podamos negarlo, por ejemplo, las impresoras no pueden tratarse igual que un ordenador, en relación a las capacidades previamente mencionadas, ellas y otros dispositivos similares todavía pueden usarse para realizar ataques, como ha podido observar en el caso de Krebs.

La web del investigador de ciber seguridad Brian Kreb ha sido eliminada de Internet por culpa de un ataque DDoS (Negación de Servicio Distribuida). Los ataques DDoS son una inundación de un servicio online con un tráfico de red de múltiples fuentes y, por ello, hacen que el servicio (por ej. web) no esté disponible. Este ataque ha sido llevado a cabo a través de IoT como grabadoras de vídeo digitales y cámaras de seguridad. El proveedor de protección de DDoS de la web de Kreb, Akamai cloud services, no fue capaz de gestionar este ataque DDoS (al menos de manera gratuita), que llegó hasta 620 GB por segundo.

En consecuencia, está bastante claro que el futuro objetivo de los proveedores de ciber-seguridad es desarrollar tecnología fiable para asegurar los dispositivos Internet of Things para que no se vuelvan los medios a través de los cuales los ciber criminales alcancen sus objetivos. Y las medidas deben tomarse hoy mismo.

 

 
 
 
 

Deja un comentario