Secuelas de NotPetya: FedEx podría haber perdido sus archivos para siempre

 

El debate sobre NotPetya no es bonito: una gran cantidad de víctimas, muy pocas posibilidades de ayudarles. El increíble ataque surgió en todo el mundo; tuvo a Ucrania como su objetivo principal. Las acciones iniciales y su aparición engañaron a todos para que creyesen que esta variante era un ransomware. Un ransomware es un tipo de malware que proporciona cargas maliciosas que inician procesos de encriptación de archivos. Muy recientemente, las primeras imitaciones han empezado a publicarse: una de ellas tenía el nombre de Petya+.

Sin embargo, bastante pronto, se reveló que NotPetya no era un criptovirus, sino un infección de otro tipo. Los investigadores de seguridad pronto la clasificaron como un limpiador de discos que deja un impacto, probablemente dañar los sistemas operativos permanentemente.

Para dar un poco más de contexto, NotPetya se distribuía a través de actualizaciones maliciosas para M.E.Doc, un producto ucraniano para contabilidad. Por lo que, en lugar de infectar personas que tenían muy pocos recursos para pagar los rescates, el supuesto cripto-virus apuntó alto: invadir redes informáticas, pertenecientes a empresas comerciales, supermercados, etc. Pronto, después de que se calmase la tormenta, los hackers intentaron conseguir sus beneficios e incluso vender la cura para su infección.


NotPetya virus and FedEx

FedEx es un servicio de paquetería global que es una de las desafortunadas víctimas que quizás nunca recuperen sus datos, encriptados por NotPetya. Los representantes de FedEx han declarado que su servicio, al menos por ahora, pasará por complicaciones debido al impacto que ha tenido el limpiador de discos. Estas “complicaciones” tienen que ver con los posibles retrasos en las entregas y envíos de pedidos.

La empresa dice que no niega la posibilidad de la recuperación de archivos (y posiblemente estarían bastante contentos con un resultado así), pero admiten que podría tomar mucho tiempo y esfuerzo. Además, FedEx indica que con las operaciones TNT y el servicio de atención al cliente no funcionan bien, y la empresa todavía no ha sido capaz de calcular los daños del ataque. Para FedEx es devastador explicar que el servicio de entrega no tiene seguros que paguen los daños del ataque de ransomware.

Este es el lugar donde vemos la mala información que tiene la gente. Incluso aunque los hackers sean cada vez más fuertes y más agresivos, muchas personas todavía no muestran interés en su ciber seguridad. FedEx definitivamente no predijo verse infectado con un limpiador de disco: ¿quién podría haber sabido que podría haber ocurrido un incidente así?

Muchos otros servicios que han sido afectados por NotPetya todavía sufren inconvenientes: algunos menores y otros más graves. Sin embargo, es importante recordar que la gente debe proteger adecuadamente sus datos empresariales. Si es un visitante regular de Internet, le recomendamos encarecidamente que suba todos sus archivos a copias de seguridad y esperemos que una infección así no ataque su dispositivo.

 
 
 
 

Deja un comentario